Newsletter Aerolatino-Geba | Manual Junior | Cuarta Parte La Dirección | Técnicas de conducción | Curso JCI de oratoria

Desarrollo del curso de Oratoria Efectiva

Para desarrollar un curso de ORATORIA EFECTIVA se necesita lo siguiente.

  1. Tarjetas simples de registros de aproximadamente 7,5 cm x 10 cm.
  2. Papel para votar, tomar notas, etc.
  3. Dar una copia del folleto "Procedimiento para Oratoria Efectiva" (Miren quien está hablando).
  4. Una campanilla.
  5. Una caja de alfileres para pegar las tarjetas en las solapas.
  6. Un director, presidente y vicepresidente que sean entusiastas, pero que también comprendan cuál debe ser su actitud para con los estudiantes.

El desarrollo del curso deberá ser planeado teniendo en cuenta los siguientes detalles.

  1. Cursos de diez sesiones, una vez por semana.
  2. Cada sesión comenzará a las 19:30, aunque haya solamente un alumno presente.
  3. Curso limitado a 25 personas.
  4. Curso libre para miembros de su cámara.
  5. El curso ha de ser dictado de manera que los estudiantes hagan progresos, sesión por sesión, para hacerles sentir que paulatinamente se van acercando al propósito del curso.
  6. La décima sesión será la culminación del curso y tendrá carácter de reunión social, enteramente dirigida por los mismos estudiantes.
  7. Cursos de participación sin oradores externos.

Sesión N° 1

Inscripción: De 19 a 19:30

Bienvenida: Por el vicepresidente, que hace su propia presentación, unas pocas consideraciones y presenta al presidente.

Presidente: Si el presidente de la institución está presente, debe hacer él las presentaciones. Felicitará a los presentes por su visión y valor al participar en este entrenamiento y les dirá que emprenderán un fascinante proyecto que les proporcionará entrenamiento directivo en forma amena y entretenida.

Indicar la programación general del curso:

  • Diez reuniones semanales.
  • El curso comienza a las 19:30.

Incite a una constante asistencia, dígales que lo que obtendrán del entrenamiento dependerá exclusivamente de su propio empeño.

Todo lo que el curso puede hacer es ayudarlos y, después de todo, eso es lo que una enseñanza sobre cualquier tema pretende lograr. Les proporcionará mejor porte, valor y confianza en sí mismos. En este punto, el presidente les hará una demostración de lo que el estudiante será capaz de hacer después de diez semanas. El presidente les dirá a los estudiantes que cualquier observación será objetiva y constructiva y que no se hará hasta que no se evidencie confianza.

La primera sesión está destinada a desarrollar confianza y valor:

  1. Cada estudiante tendrá un minuto y medio para hablar sobre sí mismo, dar su nombre, su dirección, decir dónde trabaja, qué clase de trabajo realiza, etc. Cada estudiante llamado al frente a conversar deberá ubicarse frente al auditorio.
    1. El orador deberá cesar en la charla al sonar la campanilla.
    2. El instructor deberá dar primero un ejemplo.
    3. Los estudiantes aplaudirán antes y después de cada charla.
  2. Postura: El instructor puede referirse a la mejor forma de pararse y actuar ante un auditorio.
    Sonrisa: No es necesario forzar una sonrisa. Sonría sólo cuando le parezca conveniente.
    Ademanes: Solamente cuando surjan naturales, no los fuerce. Los ademanes surgirán espontáneos de la fuerza y el entusiasmo que usted ponga en la charla.
  3. Diez minutos de descanso.
  4. Estribillo para entrar en calor. Estos ejercicios, como los deportivos, están previstos para dar soltura, disipar los nervios, por medio de la actividad física.
    "Juniorismo es: Acción entusiasmo y energía"
    Primero la demostración será hecha por el instructor, luego repetida por toda la clase, luego desarrollada por grupos de tres personas en el frente de la clase.
  5. Anunciar el programa de la semana siguiente.
  6. Un minuto y medio de charla general sobre la actual línea de trabajo y cómo el curso ha de beneficiarlos.

Sesión N° 2

  1. Comenzar con un estribillo para entrar en calor. Este ejercicio debe ser hecho por el grupo y luego en forma individual. "Estoy firmemente convencido de que la oratoria sólo requiere practica, práctica y más práctica". El instructor debe enfatizar este ejercicio, demostrar soltura en los ademanes, modelar las graduaciones de la voz y dar énfasis poniendo fuerza y calor en sus expresiones. Obtendrá así un efecto definitivo sobre sus oyentes.
  2. Recitación de un simple monólogo: "Estoy frente a una tranquera de un inmenso campo, rodeado enteramente por un alambrado. Empujo la tranquera, la abro y me encuentro rodeado de ovejas grandes, medianas y pequeñas". Este ejercicio encierra solamente una pequeña fuerza expresiva. El instructor no tomará esto en cuenta y dejará que el énfasis que se pretende obtener sea logrado por el estudiante. Este ejercicio debe ser memorizado y recitado por el grupo, luego individualmente.
  3. Demostrar una actividad: Cada estudiante deberá demostrar una actividad por lo menos durante veinte segundos. Esta actividad deberá basarse sobre cualquier tema elegido por el estudiante: manejar un automóvil, patear una pelota, amasar pastas, etc. Al demostrar esta actividad, el estudiante pondrá en ella su mente y se olvidará del auditorio. Para eso habrá que incitar al estudiante a que se concentre en el tópico, piense en él y se olvide de los demás.
  4. Estribillo para entrar en calor: "Juniorismo es ...", repetido por todo el grupo.
  5. 10 minutos de descanso.
  6. El estribillo para entrar en calor será repetido por el grupo en su totalidad y en grupos de a tres.
  7. Anunciar el programa de la próxima semana.
  8. Charla improvisad de cada miembro con una duración no mayor de sesenta segundos. Los tópicos serán repartidos a grupos de cinco personas para que los estudiantes tengan tiempo de meditar sobre el tema.
  9. Estribillo para entrar en calor repetido por la totalidad del grupo.
  10. Cierre.

Sesión Nº 3

  1. Estribillo para entrar en calor. Este se repetirá en grupos y luego individualmente. El instructor lo dirá dos veces y con más énfasis que cualquiera. Este estribillo de entusiasmo debe ser expresado con fuerza y con ademanes convenientes.
  2. Charla preparada en sesenta segundos por todos los estudiantes, sobre cualquier tópico elegido por ellos mismos. Se aconseja, sin embargo, que los estudiantes elijan un tópico estimulante (algo que desprecien fuertemente o que amen apasionadamente.) Esta es una de las sesiones más importantes del curso. Los estudiantes serán requeridos para repetir las mismas charlas durante tres veces esa misma noche. Deberán desarrollarla con todo el entusiasmo de que son capaces. Esta sesión está destinada especialmente para que los estudiantes se olviden de sí mismos y se concentren sólo en el tema. Debe ser una sesión bulliciosa.
  3. Estribillo de entusiasmo: "Juniorismo... etc.".
  4. 10 minutos de descanso.
  5. Estribillo para entrar en calor. Este debe ser repetido por grupos de a tres.
  6. Anunciar el programa de la próxima semana.
  7. Sesenta segundos para que cada estudiante exponga los mismos tópicos en la forma mencionada anteriormente en el punto b. Esta vez, sin embargo el estudiante hablará estimulado. Usará un largo rollo de papel de diario para golpear fuertemente sobre la mesa y enfatizar su discurso. Esta charla durará sesenta segundos.
  8. Cada estudiante repetirá la misma charla como en el punto g, pero esta vez sin la ayuda del papel de diario. La charla deberá desenvolverse con la misma fuerza y animación que en el punto g.
  9. Estribillo para entrar en calor: "Juniorismo ...".
  10. Cierre.

Sesión Nº 4

  1. Comenzar con un nuevo ejercicio para entrar en calor: "Por aquí, señoras y señores... El espectáculo comienza dentro de cinco minutos... Sí, solamente cinco minutos para que comience el espectáculo más grande de la tierra. ADELANTE! ... ADELANTE! ... ADELANTE!". Esto debe decirse con animación y con gestos apropiados, primeramente por la totalidad del grupo y después en grupos de tres.
  2. Cada estudiante recitará el monólogo: "Estoy frente a una tranquera...", según se indica en la sesión Nº 2, punto b. Debe repetirla dos veces seguidas, la primera con un tono extremadamente agrio y la segunda demostrando toda la jocosidad que le resulte posible. En la segunda los estudiantes se divertirán tanto que estallarán en carcajadas varias veces.
  3. Preparar una charla de un minuto y medio sobre un tópico elegido por los estudiantes. Esta charla sin embargo, será efectuada con interferencias, es decir, con algunas interrupciones provenientes del auditorio. Estas interrupciones no tendrán carácter personal para el disertante. El mejor método a emplearse es el de dividir la clase en cinco grupos y una persona de cada grupo dirá lo siguiente:
    1. Después de un día de trabajo, oradores... !
    2. Oh, qué mal me siento!
    3. Dénos otro, igual al anterior.
    4. Apuren! Apuren! Apuren!
    5. Tranquilo! Tranquilo! Tranquilo!

    Cada uno de los cinco del grupo interrumpirá al orador, pero éste deberá hacerse oír por sobre las interferencias y continuar como si no existieran.

  4. Estribillo para entrar en calor: "Juniorismo es...", repetido por todos.
  5. 10 minutos de descanso.
  6. Estribillo para entrar en calor, repetido por todo el grupo.
  7. Anunciar el programa de la próxima reunión.
  8. Presentación de un orador, agradecimiento al mismo haciendo una presentación.
  9. Cierre.
Presentación de un orador
  1. Tema (T)
  2. Importancia (I)
  3. Orador (O)
Sugerencias
  1. Recuerde el nombre del orador. Esté seguro de anunciar su nombre correctamente.
  2. Anuncie el nombre del orador claramente, tan claramente como para que no pueda confundírsele.
  3. No gire hacia el orador cuando anuncie su nombre. El orador conoce su nombre perfectamente, pero el auditorio puede tener sus dudas. Tampoco el auditorio seguirá detrás de su voz, así que continúe enfrentando al auditorio cuando diga "He aquí al señor Equis".
  4. Concrete hechos sobre el orador, no dé opiniones, no diga generalidades como: "Es uno de los oradores más conocidos", "Ha sido bien elegido para que hable sobre el tema". Más bien dé una idea convincente: Que está capacitado para discutir el tema, qué es lo que ha hecho el orador, qué posición mantiene, por qué está facultado para hablar sobre el tema, etc.
  5. Relate los hechos correctamente o de otro modo el orador puede comenzar su alocución diciendo: "La presentación que ustedes acaban de oír es correcta, excepto tres puntos: 1) El anunciante pronunció mal mi nombre, 2) Yo no mantengo la posición que manifestó, 3) No voy a hablar del tema que anunció.
  6. Sea breve, no hable más de sesenta segundos, la presentación no es una charla importante.
  7. Anuncie el tema del orador y diga a los escuchas por qué habrá de interesarles.
  8. No trate de impresionar al auditorio con un vocabulario rebuscado o utilizando términos técnicos.
  9. Ni lo escriba, ni lo memorice. Si lo hace tendrá doble trabajo.
  10. No comience con una broma. El 99% de las veces fracasa y los escuchas le tendrán lástima. No trate de hacerlo a menos que tenga una infalible. Expláyese con sinceridad y simpatía.
Elaboración de fórmula
  1. Informe a los escuchas sobre el tema que abordará el orador. Despierte en ellos el deseo de escuchar el discurso.
  2. Diga al auditorio quién es el orador y cómo se ha ganado el derecho de hablar sobre el tema.
  3. Usted tiene la obligación para con la persona que está presentando de poner una buena dosis de interés en la presentación. Actúe como si fuera un verdadero privilegio, siéntase feliz de ello. Manténgase animado.

Sesión Nº 5

  1. Comenzar con el estribillo para entrar en calor: "Juniorismo ..."
  2. Continuar con otro estribillo: "SE-ñor PRESI-dente, MIEM-bros del CON-sejo, HONO-rables INVITADOS, SEÑO-ras y SEÑO-res. Me han PEDIDO QUE HABLE sobre un TE-ma del que no sé AB-SO-LU-TA-MEN-TE NA-DA. ASI que el CON-sejo que yo les doy es que RECO-jan sus ABRI-gos y se VAYAN A SUS CASAS".
  3. Los instructores deberán hacer un breve repaso sobre presentación y agradecimiento a los oradores.
  4. Los estudiantes harán presentaciones de oradores imaginarios de su propia elección. La presentación deberá ser de 30 a 60 segundos y el agradecimiento de 15 a 30 segundos. El auditorio deberá aplaudir después de cada presentación. Luego los estudiantes comenzarán el agradecimiento.
  5. Estribillo para entrar en calor a elección del instructor.
  6. Presentaciones -oradores- efectuadas por dos hombres al frente del auditorio, uno presentando y el otro agradeciendo la presentación. El que agradece es el siguiente en hacer la presentación.
  7. Estribillo para entrar en calor a elección del instructor.
  8. Descanso de 10 minutos.
  9. Estribillo: "SE-ñor PRESI-dente..."
  10. Anunciar el programa de la próxima reunión.
  11. Breve discusión sobre cualquier problema de los estudiantes relacionado con discursos de presentación y agradecimiento. Luego repítanse los discursos de presentación y agradecimiento, enfatizando aún con más fuerza y animación.
  12. Estribillo para entrar en calor.
  13. Cierre.

Sesión Nº 6

  1. Estribillo para entrar en calor repetido por todo el grupo.
  2. Cada estudiante debe repetirlo individualmente: "SE-ñor PRESI-dente...", como consta en la Sesión Nº 5, punto b.
  3. Cambio improvisado. Divida la clase en dos grupos. Hágalos poner de pie en hilera frente a frente. Haga que uno de los alumnos comience con una charla improvisada y apenas concluida ésta proporcione un tópico para una charla improvisada a otra persona de la hilera de enfrente; las charlas pueden ser de una duración de cinco segundos o un minuto, o lo que el estudiante pueda mantenerse hablando. No se aplaude.
  4. Charlas improvisadas. Tópicos a ser elegidos por los instructores. A los estudiantes debe separárselos en grupos de cuatro. Charlas de 30 a 60 segundos de duración. Enfatice cuando se dirija a la presidencia, completando su alocución con charlas animadas y sinceras.
  5. Estribillo para entrar en calor: "Juniorismo..."
  6. Descanso de 10 minutos.
  7. Charla improvisada como en el punto c anteriormente citado.
  8. Anunciar el programa de la próxima reunión.
  9. Preparar una charla de dos a tres minutos. La superioridad en muchos campos depende de mejores técnicas. He aquí una fórmula para una charla de dos o tres minutos, sea para un discurso, una conferencia de negocios, una entrevista o una venta. Una charla tiene tres etapas:
    1. Ejemplo
    2. Razón
    3. Objetivo
    El ejemplo

    Ilustrar el objetivo. Deberá ser una historia de acción, sea paralela al objetivo o contraria a él, a fin de causar desatino o prudencia del ejemplo. Al empezar, hágalo con el ejemplo porque atrae el interés del auditorio, desde que involucra acción. No importa que la tarea sea pesada; tan pronto como el orador relata una historia debida, escucharán con renovado interés. Después del ejemplo no importa en qué orden o en qué punto se explaye, siempre que sea expresado clara y firmemente. Fije el punto que expone fuertemente y construya la charla sobre él. El instructor debe dar un ejemplo sobre este punto.

    La razón

    Deberá explicarse por qué el punto es necesario o ventajoso.

    El objetivo

    En la mayoría de las charlas, aun cuando se sobrepasen los tres minutos, salvo excepción, deberá tocarse un solo tema y con seguridad no más de dos en charlas de dos a tres minutos. El tema será el que Uds. quieran que sus escuchas desarrollen, la idea central debe converger hacia ellos.

  10. Preparación de las charlas
    1. Piense las ideas en sus ratos de ocio; las ideas no surgen de golpe en nuestras mentes, sino que se desarrollan lentamente y crecen día y noche. Las ideas se van acumulando y un pensamiento conduce a otro.
    2. Tome nota de sus ideas a medida que ellas afluyan. cuando las ideas aparezcan anótelas. Escribiéndolas las grabará más claramente en la mente y serán causa del desarrollo de otras ideas.
    3. Piénselo. Esto unirá todas las ideas distintas; después colóquelas en orden de esta manera: ejemplo, razón, objetivo.
    4. No memorice. Si se memoriza una charla, el mayor grade de concentración descansará en las palabras memorizadas. Los científicos dicen que es más fácil para el cerebro pensar hacia adelante que hacia atrás. ¿Quién recuerda detalladamente lo que hizo hace cinco minutos? Pero todos somos capaces de visualizar en un minuto los detalles de lo que querríamos hacer cinco minutos después. si memorizamos ponemos obstáculos en nuestro sendero. El auditorio tiene relación con una cantidad de palabras y no con las ideas, y eso es lo que una charla expresa: ideas. Ningún auditorio quiere escuchar un discurso escrito; usted no parecerá humano tratando de decirle algo al auditorio. Si su charla es memorizada, usted trata de hacer dos cosas: memorizar sus palabras y sus ideas. Eso resultará doblemente difícil, porque usted debe preocuparse solamente por las ideas.
  11. Evaluación del discurso

    Dando al auditorio las reacciones del orador y diciéndole la mejor manera de salir airoso.

    Propósito

    Ayudar al orador a adelantar. Hablar no es una ciencia, por eso el evaluador expresa solamente su opinión; las opiniones pueden diferir.

    ¿Qué es lo que se obtiene de la evaluación?

    El orador aprenderá a captar las reacciones del auditorio, única prueba fehaciente de un buen discurso. El evaluador no necesita ser tan bueno como el orador porque es la reacción la que es importante. Además, cada evaluador ofrecerá una charla improvisada exponiendo su crítica.

    Método

    Los mismos estudiantes serán los evaluadores y los instructores evaluarán a su vez a los evaluados. Estos últimos incluirán algunos puntos más destacados, así como algunos de menor cuantía, y la necesidad de adelantar. Deberá basarse en fundamentos, no en pequeñeces como aquello de "manos en el bolsillo, vestimenta... etc.", porque si existen fundamentos como el deseo de comunicar sus sentimientos a los escuchas presentes, entonces desaparecerán los pequeños detalles.

    Puntos sugeridos de evaluación
    1. ¿Ha elegido el orador un tema en el que puede hablar a causa de sus estudios o experiencias?
    2. ¿Despliega el deseo de comunicar sus sentimientos o convicciones?
    3. ¿Tiene su exposición entusiasmo, animación, sinceridad?
    4. Parece su charla bien preparada o parece sólo memorizada?
    5. ¿Contiene ejemplos? ¿Están sus puntos bien presentados?
  12. Estribillo para entrar en claro a elección del instructor.
  13. Cierre.

Sesión Nº 7

  1. Estribillo para entrar en calor: "Juniorismo ..."
  2. Nuevo estribillo para entrar en calor: "Yo conozco hombres estancados y que seguirán estancados. ¿Por qué? ¡Yo les diré porqué! Simple y llanamente porque no tienen la habilidad de terminar lo que han comenzado."
    Esto demuestra que para hablar con fuerza y convicción no se necesita gritar, sino dar amplia manifestación a nuestras convicciones.
  3. Dos o tres minutos de discurso utilizando la fórmula de: Ejemplo, Razón, Objetivo. Los tópicos pueden ser de la propia elección del orador. Al término de cada uno de ellos serán evaluados por algún otro estudiante. Se proveerá a los evaluadores de planillas de evaluación o copias miemográficas. Después que las charlas sean completadas, el instructor evaluará a los evaluadores. El instructor no debe evaluar a los oradores.
  4. Descanso de 10 minutos.
  5. Improvisación. Dividir la clase en dos grupos con estudiantes que ofrecerán una breve charla en un sector y luego darán los tópicos a sus oponentes del otro sector.
  6. Anunciar el programa de la próxima semana.
  7. Preparar una charla de cinco a siete minutos.
    Elegir un tópico:
    1. Hable sobre un tema que domine: Sus estudios o experiencias.
    2. Elija algún tema en el que está vivamente interesado y sobre el que se sienta firmemente seguro. Algo de lo vivido, sentido o experimentado.
    3. Vaya a la biblioteca y asesórese sobre el objetivo, prepare más material del que se necesita.
  8. Cierre.

Sesión Nº 8

  1. Estribillo para entrar en calor, por los grupos y después individualmente.
  2. Tres a cinco minutos de charla preparada, individual y distintas evaluaciones individuales.
  3. Improvisación. Divida los estudiantes en dos grupos y haga que individualmente se "acribillen" con tópicos los unos a los otros.
  4. Tres discursos preparados de cinco minutos serán evaluados por los estudiantes y éstos por los instructores.
  5. Descanso de diez minutos.
  6. Estribillo para entrar en calor: "Juniorismo ...".
  7. Tres discursos preparados de cinco minutos con sus evaluaciones correspondientes.
  8. Improvisación como en el punto c, anteriormente citado.
  9. Anunciar el programa de la próxima semana.
  10. Grabador: Cada estudiante grabará una charla de veinte segundos sobre cualquier tópico de su elección. Haga luego escuchar la grabación al grupo.
  11. Cierre.

Sesión Nº 9

  1. Estribillo para entrar en calor repetido por el grupo y después en grupos de tres.
  2. Tres charlas preparadas de cinco minutos, igual que en el punto b de la Sesión Nº 8.
  3. Ejercicio improvisado. Los estudiantes sacarán tópicos de un sombrero, por sorteo, uno por vez, y tendrán treinta segundos para preparar charlas de un minuto de duración.
  4. Tres discursos preparados de cinco minutos con sus evaluaciones correspondientes.
  5. Descanso de diez minutos.
  6. Ejercicio de improvisación como en el punto c.
  7. Todas las charlas restantes de cinco minutos con sus evaluaciones correspondientes.
  8. Abrir discusión referente a la décima sesión, que debe ser preparada, desarrollada y efectuada por los mismos estudiantes.
  9. Último estribillo para entrar en calor, a elección de los estudiantes.
  10. Cierre.

Sesión Nº 10

Esta deberá ser una reunión social para cerrar el curso con la participación de todos los juniors de capítulo y sus esposas. Servir copetín o cena. Adjudicar premios para los competidores que tomen parte en esta sesión.

Sugerencias para este concurso final:

  1. Al mejor discurso improvisado (90 segundos)
  2. Al mejor discurso preparado (90 segundos)
  3. Al orador que progresó más desde el comienzo del curso.

Concluir reiterando que es posible un mayor perfeccionamiento, pero que ello sólo se logrará mediante una práctica constante.

facebook feed