Newsletter Aerolatino-Geba | Manual Junior | Cuarta Parte La Dirección | Dirección, una experiencia

¿Desperdiciamos oportunidades?

Convertir cada actividad en una oportunidad de dar a los miembros entrenamiento directivo.

Existe una tendencia a llevar a cabo programas o proyectos organizados con un solo objetivo: realizar dicha tarea. Desde el punto de vista del entrenamiento, la realización del objetivo en sí mismo, no es suficiente. Si los miembros de usan como meras "bestias de carga", se ha perdido una valiosa oportunidad de entrenamiento.

Debe presentarse una oportunidad de ampliar la experiencia de los miembros de la organización aceptando responsabilidad, delegando autoridad, indagando, desarrollando su entusiasmo, etc.

Al final de cada actividad ¿cuántos exámenes críticos demostrarían que cada miembro participante en la tarea tuvo oportunidad de desarrolar alguna faceta directiva?

facebook feed