Newsletter Aerolatino-Geba | Manual Junior | Cuarta Parte La Dirección | Comunicaciones

Dirección del debate

No siempre un buen dirigente es también un buen conductor de debate.

La presidencia es un uno de los topes de la función directiva; no es la única herramienta para considerarse un ejecutivo... pero quien llega a ella ha demostrado poseer valiosas cualidades.

Es necesario para un dirigente estar plenamente compenetrado de las reglas de procedimientos parlamentarios y de la conducción de reuniones.

El arte real es, para el presidente, captar la situación a que ha llegado una reunión y seleccionar el procedimiento que adoptará para conseguir el máximo de respuestas, ideas, participación o progreso.

Los buenos presidentes aseguran que haya una amplia discusión en cada caso y que todos los puntos sean analizados antes que el grupo sea llamado a votación. Presidentes precipitados o impacientes tienden a restringir la libertad de opiniones.

Dirección del debate
Dirección del debate

facebook feed