Newsletter Aerolatino-Geba | Manual Junior | Primera Parte Nuestro ideario

El Dirigente Junior

El mejor Dirigente es aquél que logra el máximo de rendimiento del grupo a su cargo.

La experiencia nos ha ido enseñando que existe un método, un sistema, conforme al cual el Dirigente Junior obtiene los mejores resultados de su esfuerzo.

El Dirigente Junior entiende que la Cámara Junior es una unidad, un organismo constituido por iguales, que circunstancialmente actúan en funciones diferentes.

Propicia el desarrollo de la Organización y el de cada uno de sus miembros, incluido él mismo. Se ve como un integrante del conjunto y, en razón de tener un profundo respeto por el valor personal de cada miembro, logra crear un clima favorable de simpatía y cordialidad, fortaleciendo la conciencia del trabajo en equipo.

Alienta, transmite entusiasmo y trata de brindar a cada cual su oportunidad de perfeccionamiento, haciendo que los programas sean planeados para que trabajen todos cuantos desean hacerlo y no solo unos pocos.

Siendo la Cámara Junior una institución democrática y de afiliación voluntaria, guía, en lugar de mandar autoritariamente. Influye, por supuesto en las decisiones, pero no trata de imponer su voluntad.

Distribuye las responsabilidades conforme a una planificación previa y supervisa convenientemente, atendiendo los problemas conforme al orden de su importancia.

Tal forma de proceder constituye una verdadera disciplina del carácter, emergente de los principios mismos del movimiento junior, que ya es una forma de vida.

Se ha de alentar, entonces, decididamente. la formación de líderes siguiendo esta orientación y, para fijar mejor los conceptos, resumiremos las calidades antes mencionadas en lo que denominaremos Decálogo del Dirigente Junior.

facebook feed