Newsletter Aerolatino-Geba | Manual Junior | Cuarta Parte La Dirección | Dirección, una experiencia

¿El dirigente nace o se hace?

Existen hombres y mujeres que poseen características personales que nosotros tradicionalmente asociamos con los requisitos propios del conductor:

  • Elocuencia
  • Poder de conducción

Pero si estas cualidades carecen de la oportunidad necesaria no verán desarrollar sus condiciones directivas.

Debemos descartar la teoría de que algunos hombres están predestinados para dirigir y concentrarse sobre la provisión de oportunidades, tantas como sea posible, para ejercitar su talento latente.

La dirección no es un "arte innato", es el resultado de la experiencia y del análisis; más experiencia, nuevo análisis, obteniendo de tal modo una confianza creciente basada en esas experiencias.

Todos amamos las libertades de una sociedad democrática, sin embargo tendemos a la autocracia en la conducción de grupos voluntarios, limitando de tal forma la oportunidad de recoger experiencias directivas. Esto, a su vez, debilita los principios democráticos de la sociedad.

facebook feed