Newsletter Aerolatino-Geba | Manual Junior | Cuarta Parte La Dirección

La Dirección

"No existe un director nato".

La Dirección es una cualidad que se desarrolla.

No requiere atributos natos especiales.

Este manual ha sido preparado con el propósito de crear un clima favorable en el cual el liderazgo pueda desarrollarse, incrementando la participación activa y enriqueciendo la experiencia de los miembros de grupos de trabajo en entidades de bien público o de entrenamiento directivo como lo es la Cámara Junior.

La necesidad de conducción brota de la básica convicción de que hay un valor en los métodos democráticos.

Sobre las bases de esta creencia se han desarrollado las técnicas, lo cual posibilita que la conducción sea más democrática y efectiva.

La Dirección
La Dirección

Definiciones

En concreto, las referencias y términos de este estudio van dirigidos a los grupos puramente voluntarios con renovación regular de los miembros en ejercicio. Aunque desarrolla un tesis junior, son válidos igualmente para otros grupos dedicados al mejoramiento de las condiciones de vida y prestación de servicios.

Puesto que no hay un motivo de provecho directo en el trabajo de grupos voluntarios, hemos pasado por alto finalidades lucrativas al tratar los estímulos, influencias y métodos.

¿Qué es la conducción?

Según las distintas situaciones, se requieren diferentes tipos de dirección. Por ejemplo, bajo el ardor de la guerra se necesitan fuertes elementos de valor personal; en las conferencias legales puede ser el requisito de mayor importancia poseer conocimientos especializados, pero en todo caso...

"Es la habilidad de obtener el máximo de apoyo de empeño en cada grupo".

Los métodos para obtener el máximo de colaboración son tratados en este manual.

La responsabilidad de capacitar directivos

Un examen crítico de la vida de cada grupo mostrará períodos de intensa actividad, períodos de apatía y aun períodos de rebeldía interior.

Siempre hay una relación directa entre el comportamiento del grupo y la capacidad de su conductor. Es probable que un grupo realice proezas asombrosas de esfuerzo voluntario un año y que al año siguiente, sin embargo, las mismas personas, bajo diferente dirección, se dividan, se tornen apáticas y rehúsen responder a los estímulos del nuevo director. Es una de las responsabilidades propias de la dirección prever para que se realice la continuidad del esfuerzo preparando gente que pueda asumir la tarea directiva. Debe haber un fluir de personal instruido que surja del conjunto.

Una corriente continua de ejecutivos con cierta experiencia previa, asegura una corriente pareja de esfuerzos en cada grupo, un mayor grado de cohesión y un amplio "espíritu de solidaridad".

Se presupone que la tarea de instruir a un sucesor puede desviar la atención del ejecutivo en la tarea más productiva de "hacer que las cosas se realicen". Pero evitará un período de inactividad cuando el funcionario entrante asuma las responsabilidades y tenga que asentarse antes de comenzar a tomar decisiones.

El total del nivel de producción es mayor en la vida del grupo porque se han eliminado las depresiones en la actividad.

¿Qué ocurre con los subalternos? ¿Tienen ellos alguna responsabilidad sobre la dirección?

Es nuestro deber enseñar también a los subalternos que depende de ellos alguna responsabilidad sobre el progreso de los grupos y que toda la responsabilidad de adelante no debe descansar únicamente sobre el jefe.

"La dirección es una responsabilidad compartida"

facebook feed